Jueves, 24 Enero 2019
Medipress

Un espectáculo visual

Jue, 27/11/2014 - 14:39
Cuando el apocalipsis se transforma en videojuego

Microsoft quería apostar fuerte para la campaña de este año de su joven consola Xbox One, y uno de los títulos con el que contaba era este Sunset Overdrive, que ya sólo los vídeos que enseñaron hace unos meses, hacía presagiar que iba a ser un juego paranoico. Y así ha sido.

Desde el principio se nos pone en la historia: el lanzamiento de una bebida energética que no ha pasado todos los controles de calidad, pone de manifiesto que efectivamente, había un problema con ella. Todos los que la beben se transforman en mutantes que intentan acabar con el resto de mortales. Aquí es donde tendremos que entrar nosotros, personalizando a nuestro héroe que tendrá que acabar con diferentes seres, a cual más peligroso, además de con otros humanos que se quieren aprovechar de la situación de caos que vive la isla de Sunset. Nuestra principal misión será salir de la isla a toda costa.

El juego no enseñará a “grindar”, una forma de decir que tenemos que aprovechar los cables de la luz, las vallas, los coches, las salidas de aire… Todo sirve para saltar o deslizarse sobre ello, consiguiendo una acción frenética, mientras acabamos con hordas de mutantes cumpliendo nuestra misión y mejoramos nuestro equipo.

Si los chicos de Insomnia querían sorprender, la verdad es que lo han conseguido, y han logrado un juego de acción en tercera persona que se sale de lo común y que nos mantendrá enganchados de principio a fin.

Cambia de look

Una de las premisas de los desarrolladores es que en el juego pudiéramos ser quien quisiéramos ser, sin que nadie nos criticase por ello. Así, podremos elegir entre ser un chico o una chica más o menos fornidos, y el aspecto, la vestimenta y todo será completamente libre. Vamos que si queremos que nuestro héroe varón lleve una minifalda y un top, sin problema.