Miércoles, 15 Julio 2020
Medipress

Nuevos aires para el género de los MMO

Lun, 28/04/2014 - 11:40
Un juego notable en todos los aspectos

El anuncio de Bethesda de la creación de un MMO basado en su popular saga The Elder Scrolls no sorprendió a casi nadie en un primer momento. Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, las dudas empezaron a florecer entre la comunidad de usuarios, especialmente en lo que se refería a cómo un juego eminentemente orientado al single player iba a adaptarse a un entorno multijugador. Y no sólo eso, sino que además, un MMO en el que la premisa principal no es la historia (sin duda el punto fuerte de juegos como Oblivion o Skyrim), sino subir de nivel, coger más equipamiento y acabar con los jefes más poderosos. O cómo la libertad para crear nuestro personaje a base de habilidades que mejoran con el uso, sería útil a la hora de ir de mazmorras con más gente (grupos de cuatro para ser exactos), situación en la que la especialización es vital y en la que cada uno debe ser bueno en una cosa para complementar al resto del grupo. El resultado final es un juego notable, seguramente de lo mejor que hemos visto en el género en los últimos años a todos los niveles. En TESO es vital completar las misiones, mucho más que ir en busca de bichos a los que masacrar sin piedad. Seguir la historia y disfrutar de un amplio mundo plagado de detalles. Y sobre todo, elegir bien lo que queremos que nuestro héroe sea, potenciando las habilidades que más se adapten a nuestro estilo de juego. Si así lo hacemos os aseguramos disfrutar de muchísimas horas de juego. En TESO se sube despacio, llegar a nivel 50 (el máximo actualmente) puede llevarnos fácilmente 70 u 80 horas, de modo que tenemos asegurada la diversión por un largo periodo de tiempo. Quizá la única pega real de TESO sea el pago mensual de cuota en un género que tiende claramente al F2P con microtransacciones. El tiempo dirá si la gente está dispuesta a pagar mes a mes un dinero que en otros títulos no hace falta. Es una apuesta arriesgada tal y como están las cosas, pero dado el nivel de acierto que tiene Bethesda últimamente, merece al menos el beneficio de la duda.