Viernes, 6 Diciembre 2019
Medipress

Mucho más que un remake

Mar, 31/05/2016 - 13:19
Los clásicos nunca mueren

Corría el año 93 cuando una compañía que ya nos había deleitado con Wolfenstein 3D volvía a la carga con uno de sus juegos más famosos de toda la historia.
Ahora, año 2016, Doom vuelve a nuestras consolas, unas consolas que nada tienen que ver con aquéllas del siglo pasado, pero que sin embargo todas tienen un denominador común: diversión a tope. id Software lo ha vuelto a hacer. Ha sorprendido a propios y extraños en un juego que va más allá de lo que sacó hace más de 22 años. Por un lado, conserva esa particularidad que tenía el original, pero con el aspecto y las virtudes de los juegos de ahora. Como siempre, y para no variar las opciones que siempre nos han ofrecido los chicos de id Software, un modo campaña con diferentes niveles de dificultad, para acabar con las hordas de seres mutantes, con la misma historia (en Horus, una de las lunas de Marte), donde estamos solos ante el peligro… Bueno, en realidad tenemos una ayudita, que nos da las misiones a cumplir, pero los secretos y demás nos las tendremos que apañar solos, y no son nada fáciles de encontrar.
Por otro lado el modo multijugador, realmente divertido y del cual podemos decir que nos han traído muchos recuerdo de lo que fue Quake III, pues tanto el modo frenético del juego, como las diferentes opciones que hay nos llevan hasta el nacimiento de ese exitoso juego. No podemos por menos que felicitar a los señores de id Software por haber desarrollado algo más que un remake. Imprescindible para los que ya compraron el primer juego allá por el año 1993; imprescindible para las nuevas generaciones que quedarán atrapados con Doom.

Snapmap
Como viene siendo habitual en los juegos de la compañía norteamericana, con el juego podemos encontrar un editor de niveles para los modos multijugador, que luego podremos compartir, votar, descargar, con el fin de conocer cuán imaginativos podemos llegar a ser los seguidores de Doom.

Guiños al clásico
Los guiños al pasado es algo que en id Software le dan bastante importancia. Ya lo pudimos experimentar con Return to Castle Wolfenstein, con unos niveles secretos en los que se podía jugar con el aspecto del original. Ahora, lo que han hecho ha sido distribuir trozos de un mapa del original Doom para jugarlo en el momento de completarlo.