Domingo, 18 Noviembre 2018
Medipress

Los fatalities se suman a la nueva generación

Lun, 04/05/2015 - 13:53
La mejor experiencia en juegos de lucha

NetherRealm lo ha vuelto a hacer. Sí, desde hace meses venimos escuchando noticias, viendo vídeos, observando imágenes, pero hemos de decir que cuando por fin lo instalamos en nuestra consola, no nos decepcionó ni un solo instante. Han tenido que pasar cuatro años para ver lo que los estudios de desarrollo tenían entre manos, pero la verdad es que la espera ha merecido la pena. 

No vamos a contaros nada que ya no sepáis de esta excelente saga de juegos de lucha que, ya desde el año 1992, nos ha dado tantas alegrías. Pero sí vamos a hacer algunos matices que van a convertir a este título en uno de los mejores de la primera mitad de 2015. Para empezar, la trama ha sido muy cuidada, y nos meterá de lleno cuando juguemos el modo Historia, como si de otro género de videojuegos fuera, así que aquí encontramos el primero de muchos puntos positivos. Hay muchos más modos de juego, como las torres vivientes, un modo que hay que probar sí o sí, pero os dejamos que seáis vosotros quienes los experimentéis.

Le siguen los 23 personajes que controlaremos en un principio, pues han prometido más en forma de DLC (por ahora Kombat Pack y el personaje Jason Voorhes). Además del cuidado en todos los movimientos y detalles de cada uno de ellos, y por supuesto los famosos “fatalities” y “brutalities”, se han incorporado nuevos golpes finales (“qualities” y “Faction Kills”), y que los personajes realizarán (si somos capaces de encontrar el “kombo” adecuado) con más de 12 formas diferentes. Además se han añadido unos denominados “easy fatalities” para aquellos que no seamos muy duchos con el tema de los combos, podamos ver algún que otro golpe terminal, pero no todos. Los escenarios están fantásticamente recreados, y además ahora son interactivos, de manera que podemos coger y tirar a nuestro adversario todo tipo de elementos que haya dispersados por ahí, e incluso hasta otros personajes. Los escenarios están totalmente realizados en 3D, aunque los movimientos de nuestro personajes y el juego en sí sigue siendo en 2D para no romper la estética de la saga. Totalmente imprescindible en toda juegoteca que se precie de serlo.

Estilos de lucha

Una de las principales novedades que se han introducido es la posibilidad de elegir entre tres estilos de lucha diferentes para cada kombatiente, para adaptarlo a nuestro propio gusto. Son muy variados y cada personaje tiene uno. Ahora la cuestión es elegir el que más nos guste.

Cinco Facciones

Se le ha dado bastante importancia al tema social, hasta tal punto que se han creado facciones, una de las cuales deberemos elegir al empezar a jugar con Mortal Kombat X y que servirán para conseguir aumentar el poder de cada facción a nivel mundial y conseguir así desbloquear diferentes mejoras si estamos en el grupo correcto.