Jueves, 26 Mayo 2022
Medipress

La aventura todavía no ha acabado

Lun, 05/05/2014 - 14:05
Primera expansión con múltiples mejoras y novedades

La primera expansión para Diablo III en ordenadores ya está disponible desde hace algunas semanas. Poco después del lanzamiento del parche 2.0.1 que mejoraba la experiencia de juego global de toda la comunidad de Diablo III, la expansión nos ofrece varias novedades que merece la pena destacar y por las que, estamos seguros, merece la pena pagar.
La primera y más obvia, es la inclusión de una nueva clase jugable: El Cruzado. Después de varias horas de juego, creemos que es justo lo que más necesitaba ahora mismo el juego, huérfano del Paladin del segundo título que tan buenos momentos nos hizo pasar. Ahora el conjunto de personajes está completo y sea cual sea nuestro estilo de juego, encontraremos la clase que mejor se adapta a nuestros gustos. El Cruzado es posiblemente más lento en sus movimientos pero su pesado escudo le proteje y le ayuda a golpear a los enemigos.
La segunda novedad es también de calado. Un nuevo acto, el quinto, que  continúa la historia que parecía acabada tras la derrota de Diablo pero que nos presenta nuevos enemigos (y algunos no tan nuevos) en un escenario mucho más oscuro y de tamaño similar al que encontramos en el segundo acto. Para acceder a él es necesario haber completado los otros cuatro actos, de modo que para jugar en él con El Cruzado, toca jugarse toda la aventura de nuevo.
Y como complemento, podemos aumentar el nivel de nuestros héroes hasta 70, con nuevas habilidades para mejorar nuestros personajes y hacerlos más poderosos. Por último, destacar el nuevo modo aventura, que se activa una vez que hemos completado el quinto acto, y que nos permite disfrutar de misiones individuales en los diferentes lugares del juego, con recompensas exclusivas y, sobre todo, escenarios aleatorios con monstruos y jefes diferentes, de modo que la rejugabilidad será mucho más elevada.