Viernes, 13 Diciembre 2019
Medipress

Ingenieros de montañas rusas

Lun, 30/03/2015 - 11:37
Cuando los gritos se convierten en éxito

Desde los estudios de desarrollo de Frontier nos llega un título que, cuando menos, sorprende por la temática y por cómo han logrado plasmar en un videojuego una idea sin que llegue a ser monótona, sino todo lo contrario. ScreamRide nos propone que creemos atracciones en las cuales cuanto más grite la gente más éxito tendremos y mejor puntuación lograremos. Pero vayamos por partes.

El juego tiene dos modos diferenciados. El primero de ellos hace referencia al modo carrera, y en el cual se nos propone participar en un serie de eventos con tres sistemas diferentes. Podemos empezar como ScreamRiders, o lo que es lo mismo, participantes en probar las montañas rusas, dirigiendo las “vagonetas” con la idea de ir superando retos para desbloquear nuevas fases y que a medida que vamos avanzando dicho control se irá complicando. Podemos luego probar el sistema de destrucción, en el cual se nos dan artilugios para destrozar las construcciones con lanzaderas para acabar con ellas de una manera espectacular y eficaz; también aquí se irá complicando las cosas a medida que avancemos. Y el tercer sistema es jugar a ser ingenieros construyendo montañas espectaculares según no indique el juego.

Y el segundo modo de juego hace referencia al modo “sandbox”, donde podremos realizar nuestro sueño de crear una montaña rusa como jamás otro lo haya hecho, con un completo editor que cuenta con muchas opciones, y otras que podremos desbloquear en el modo carrera.

Toda esta locura está rodeada de un aspecto gráfico simpático y detallado que, junto con un sentido del humor bastante ajustado, hacen muy divertido esta creación de Frontier y Microsoft Studios.

Solos, sin compañía

A pesar de que últimamente casi no concebimos un título que no tenga algún modo multijugador, la verdad es que los desarrolladores de ScreamRide han decidido no incluir ninguna opción. Y quizá sea porque el juego no se brinda a ello o porque simplemente basta con compartir nuestras creaciones y que los demás se diviertan con ellas.

¿Cómo llevas lo del inglés?

Pues sí, parece mentira que a estas alturas aún tengamos producciones en el mercado español que no estén al menos traducidas en texto. ScreamRide es una de esos juegos que están, voces y textos, en el idioma de Shakespeare, así que tironcillo de orejas para Microsoft Studios.