Viernes, 10 Julio 2020
Medipress

El Jefe Maestro sigue en forma

Jue, 15/11/2012 - 10:39
Espectacular inicio para la nueva trilogía

Puede parecer mentira, pero ya han pasado cinco años desde la última aventura del Jefe Maestro. Halo 3 se lanzaba a finales de septiembre de 2007, en lo que era el cierre a una espectacular trilogía que había cambiado en consola los juegos de acción en primera persona. Desde entonces, el universo Halo no ha parado de crecer, puesto que por el camino, hemos recibido juegos como Halo Wars (juego de estrategia ambientado 20 años del primer Halo), Halo 3 ODST (originalmente una expansión que se convirtió en juego completo y cuya historia se desarrolla entre Halo 2 y Halo 3, y en el que no controlamos al Jefe Maestro) y Halo Reach (también sin el Jefe Maestro y localizado un poco antes de Halo Wars). También hemos tenido la oportunidad el pasado año de disfrutar de una edición especial remasterizada del primer juego, Halo Combat Evolved, en HD gracias al motor gráfico de Halo Reach, ya desarrollada por 343 Industries, en lo que fue su primera aproximación a una saga cuyo testigo han retomado tras el abandono de Bungie para demostrar que es capaz de hacer más cosas.
Halo 4 se desarrolla casi cinco años después del final de Halo 3. El Jefe Maestro es despertado por Cortana a bordo de la nave Forward Unto Dawn, durante el ataque de una flota de Covenant. Tras escapar por los pelos, llegaremos a un planeta metálico en el que los Forerunners, viejos conocidos por ser los creadores de los halos, nos pondrán las cosas difíciles. A partir de aquí, disfrutaremos de las 8 misiones (en total) que tiene el juego. No os dejéis engañar por el número: son extensas, muy extensas. De modo que la duración total del juego es bastante grande, posiblemente más que cualquier otro título de la saga. Sobre todo, porque es un juego difícil. Más de lo que estábamos acostumbrados hasta el momento. Hay cuatro niveles de dificultad, el más sencillo es asequible, pero el siguiente, el que se considera Normal, es ya un buen quebradero de cabeza en varios momentos de cada misión. Los enemigos son mucho más inteligentes y duros que hasta ahora y, sobre todo, no vamos sobrados de munición. Es habitual que nos quedemos secos a falta de matar a dos o tres enemigos más antes de pasar de zona, teniendo que ir a por todas, acabar con alguno de un par de golpes y tratar de recoger el arma que dejen para resistir unos últimos segundos. Consecuencia de ello es que debemos extremar las precauciones, cubrirnos con los elementos del decorado siempre que podamos (aunque no, esto no se ha convertido en un Gears of War) y buscar la mejor forma de atacar a las fuerzas enemigas sin que nos vaya la vida en ello.
Por lo demás, Halo 4 es un juego sobresaliente. En todos los aspectos. Pero especialmente, en el modo gráfico. Sencillamente impresionantes las escenas cinemáticas que nos van contando la historia, dignas de ser proyectadas en una sala de cine, tanto por calidad visual como por la línea argumental que vamos descubriendo. Pero es que en el juego igualmente contamos con unos decorados sensacionales, seguramente estemos ante el mejor juego a nivel gráfico de la presente generación de consolas. Sobre todo, porque el siguiente juego de la nueva trilogía, que se espera para 2015, ya saldrá en una nueva generación de hardware.
 
También para multijugador
Como no podía ser de otro modo, el multijugador de Halo está a la altura de la historia. De ellos, destaca el denominado Spartan Ops, que es nuevo y viene a sustituir al clásico tiroteo. En él, podemos disfrutar de diferentes misiones separadas de la campaña, con secuencias de vídeo específicas, que se actualizarán semanalmente y que podremos disfrutar con hasta tres amigos. Otros modos pasan por Capturar la Bandera, Dominion, Extraction, Bola Loca, Flood, DMR vs BR o Asesino de Infinity, entre otros. Todos igual de divertidos y apasionantes, con el añadido que cuántas más horas paséis jugando, más recompensas obtendréis, no sólo en el juego, sino también en forma de Microsoft Points a través del nuevo servicio de recompensas de Microsoft.