Miércoles, 1 Abril 2020
Medipress

Adictivo juego de cartas de Blizzard

Lun, 31/03/2014 - 11:50
Fácil de jugar, difícil de dominar

No conocemos un proyecto en el que se hayan embarcado en Blizzard que no haya sido un éxito. Por eso cuando hace un tiempo anunciaron el desarrollo de un juego de cartas ambientado en el universo Warcraft, a pesar de que algunos se echaron las manos a la cabeza, nosotros confiamos ciegamente en ellos. Y ahora, cuando el juego ya está lanzado de forma oficial en PC y Mac (en iPad estará disponible en breve, mientras que en iPhone y Android todavía tardará un poco más), no podemos más que confirmar nuestra idea inicial. Ha sido un éxito durante su fase de beta (tanto cerrada como abierta) y ahora lo es aún más.
El planteamiento es sencillo. Nueve héroes (los originales de cada clase de cuando se lanzó World of Warcraft) que podemos desbloquear (al comienzo tenemos al Mago para jugar ya disponible), cada uno con sus propias cartas especiales, basadas en habilidades del MMO. A ellas se suman cartas genéricas para construir entre todas nuestro mazo de 30 cartas. Con ellas, por turnos, iremos jugando contra un enemigo (bien controlado por la IA, bien otro usuario en un sistema de búsqueda prácticamente perfecto) al que habrá que derrotar. Tenemos criaturas, hechizos, potenciadores, armas... con ellos, bien jugados y realizando combinaciones, conseguiremos nuestro objetivo. E iremos ganando oro virtual y cartas nuevas con las que potenciar nuestro mazo y así hacer frente a nuevos desafíos. Y como complemento, cada día habrá una serie de misiones para desafiarnos aún más si cabe.
El juego es totalmente gratuito, aunque incorpora una tienda con micropagos para hacernos con más sobres de cartas. Pero no es en absoluto necesario, puesto que podemos destruir cartas para obtener componentes mágicos y con ellos, crear nuevas cartas más poderosas. Nos llevará más tiempo, sí, pero no hará falta desembolsar un euro. En definitiva, Hearthstone es un gran juego, sobre todo para disfrutar de partidas cortas y divertidas en determinados ratos de ocio.