Sábado, 7 Diciembre 2019
Medipress

Un multijugador con un un futuro prometedor

Mié, 26/11/2014 - 12:28
¿Cazadores o presa?

Durante cuatro días tuvimos la oportunidad de disfrutar, junto a miles de usuarios, de la denominada Gran Alfa de Evolve. Una prueba de rendimiento que hicieron los desarrolladores para evaluar cómo se comportan su próximo juego con máxima carga de trabajo y, también, la reacción del gran público ante el rumbo escogido. Han sido cuatro días intensos, en los que hemos podido probar varios personas, concretamente, ocho cazadores (dos por cada clase) y dos monstruos, los ya conocidos Goliath y Kraken.

El juego plantea algunas cuestiones interesantes en su desarrollo. Por ejemplo, dado que en cada partida habrá siempre cinco personas, para acelerar el proceso de encontrar partidas y juntar a la gente, Evolve nos permite seleccionar un orden de prioridad para los personajes. De modo que no nos podemos negar a jugar ninguna clase (lo que además sería contraproducente), pero sí que el juego trata de adaptarse a nuestros gustos. Obviamente, si estamos en un grupo de tres y los tres tienen al cazador como primera opción, no va a ser así, sólo uno lo tendrá (o con mala suerte, ninguno y se le concede a otro de fuera del grupo). De modo que es vital no cerrarse a ninguna clase, cambiar las preferencias cada cierto tiempo y disfrutar de las diferentes habilidades y sistema de juego de cada clase. Así no seremos una rémora en determinados grupos si no sabemos manejar uno de ellos. Otro tema es el monstruo. Su particular condición implica dedicarle bastante tiempo y atención. Su mayor ventaja radica en que los cazadores no estén coordinados, pues uno por uno, son presa fácil. En febrero podremos disfrutar de este, en apariencia, grandísimo juego.

El elenco

El juego final contará, si no hay novedad, con 12 cazadores (tres por clase) y 3 monstruos. En principio, cantidad más que suficiente, pues hemos probado con dos tercios de ese elenco y hemos quedado bastante satisfechos.

El sistema de progresión

El juego tendrá dos formas de progreso. Por un lado, un nivel general basado en cada una de las partidas que disputemos y que desbloquea ciertas ventajas y mejoras. Y por otro lado, un nivel asociado a cada personaje de forma individual, que sólo afectará a las armas y habilidades que dicho personaje posea.

La comunicación será la clave

El jugador que sea el monstruo no tendrá más problemas, pero los cazadores necesitan imperiosamente comunicarse por voz o tienen muy complicado tener éxito, pues la coordinación es la base del éxito.