Domingo, 8 Diciembre 2019
Medipress

Salvajes en un mundo abierto

Vie, 24/07/2015 - 13:48
Sólo los más fuertes sobreviven

Durante una presentación en las oficinas de Warner el pasado 7 de julio tuvimos la ocasión de disfrutar de algunos minutos con el juego basado en el popular universo creado por George Miller hace más de 35 años, que también ha servido para realizar una nueva película de notable éxito estrenada el pasado mes de mayo.
Aunque este juego no guarda relación con ninguna de las películas (ni las originales ni el nuevo remake) sí que se ambienta en el mismo universo de Wasteland, en un futuro apocalíptico en el que para sobrevivir hay que estar hecho de una pasta especial. Un mundo en el que la violencia extrema es habitual y en el que deberemos luchar a pie y a los mandos de nuestro coche para sobrevivir y avanzar. 
Mad Max presentará un mundo abierto de gran extensión dividido en zonas, en cada una de las cuales hay una serie de objetivos y logros que obtener. Existe una historia principal que podemos seguir y abandonar en cualquier momento, dedicándonos a la exploración y hacer misiones secundarias. No hay nada establecido de antemano, de modo que el límite lo ponemos nosotros en función de lo que más nos apetezca. Podemos ir en busca de asentamientos enemigos a los que matar y robar para mejorar nuestro coche, o buscar rutas de caravanas con objetos especiales o simplemente, conducir por el amplio mundo del juego por el simple placer de vivir casi en primera persona en un universo único.

Mismo universo, historia diferente
Mad Max solo guarda relación con las películas ya conocidas en el nombre y el universo en el que nos moveremos. Nada más. No es adaptación, ni precuela ni secuela ni nada de la última película ni de la trilogía original. El mayor nexo en común se dio al comienzo del desarrollo cuando en Avalanche hablaron con la productora de la película para ver algunos detalles de la ambientación, pero nada más. A partir de ahí, es un juego original, con su propia historia y sus propios personajes. incluyendo al malvado Scrotus.

Nuestro coche, una poderosa arma
Es la base del juego, nuestro vehículo de asalto. Además de para movernos entre zonas, es vital para defendernos y atacar a los enemigos. Empezaremos por algo básico, pero a medida que obtengamos más piezas podremos mejorarlo y convertirlo en un auténtico tanque. Además de poder decorarlo a nuestro gusto con una gran variedad de elementos diferentes.