Domingo, 8 Diciembre 2019
Medipress

Manteniendo la idea original

Lun, 09/05/2016 - 13:42
La base de los actuales FPS

Cuando apenas quedan un par de semanas para que el juego esté en las tiendas, tuvimos la oportunidad de jugar un par de modos multijugador para traeros las primeras impresiones de un juego con más de 20 años de historia, que en su día sentó las bases de lo que hoy conocemos como FPS.
Y la verdad es que nos ha sorprendido, pues lejos de apabullar con gráficos y con sistemas de juego novedosos, lo que Bethesda ha querido con este “remake” de Doom ha sido precisamente eso, conservar la esencia del original.
Y en esta fase, la versión multijugador nos aporta mucha información de lo que será el juego. Divertido, frenético, sin parar ni un instante, son los datos con los que contamos de un juego al que desde el principio vamos a poder sacarle partido. Evidentemente, habrá que esperar a la salida para poder analizar en detalle todo su contenido, incluyendo el modo campaña, del cual se sabe poco, sólo que habrá que acabar con las hordas demoníacas del infierno, contando para ello con armas convencionales y también otras futuristas.
En cuanto a lo que hemos probado, la parte multijugador (y sólo dos modos) tenemos que no permite quedarnos quietos ni un solo momento. Una de ellas consistía en lucha por equipos donde no hay lugar para esconderse, campear o esperar a los enemigos, pues alguien aparecerá de repente y acabará con nuestra vida. El otro modo que hemos probado es el de captura de territorio; éste parece más divertido por la de veces que los territorios cambian de manos. Otro añadido que los chicos de Bethesda meterán en el juego final será un editor de partidas y niveles para que el juego nunca acabe, denominado Doom SnapMap.
Ya estamos ansiosos de echarle el guante a esta creación de id Software y Bethesda.

Personalización
Una de las características de cara al juego multijugador es la personalización de los personajes. El aspecto es importante, pues dependerá de si queremos pasar desapercibidos en los mapas o bien llamar la atención, contando para ello con combinaciones de colores oscuros o pardos para el primero y de colores chillones para el segundo. Además, las armas también se podrán personalizar para que se mimeticen con el traje.

Demonio por un rato
Algo que ha cambiado la forma de entender el juego multijugador en Doom es que en determinados momentos de la partida aparece una especie de runa que convertirá en demonio a quien la coja, contando entonces con una capacidad de destrucción impresionante. Si somos capaces de acabar con él, podremos recuperar la runa y ser demonios por un rato.