Lunes, 20 Mayo 2019
Medipress

El torneo no tiene fin

Mié, 08/05/2019 - 13:38
Regresa el juego de lucha más sangriento

Los chicos de NetherRealm no descansan desde que hace una década se hicieran con el desarrollo de la saga de lucha más sangrienta y brutal de la historia de los videojuegos. Por el camino, además de tres entregas de MK (esta será la cuarta) cuentan con las dos partes de Injustice, lo que les ha granjeado una más que merecida reputación entre los aficionados al género.
En el caso de Mortal Kombat 11, secuela directa del décimo juego comenzando en el punto en el que éste acaba (Mortal Kombat X), viviremos una nueva vuelta de tuerca a la historia en la que, sin entrar en detalles, viviremos líneas temporales alternativas. Una historia en la que por motivos del guion no disfrutaremos de los famosos fatalities, que han sido sustituidos por los nuevos Fatal Blows. No son golpes definitivos, sino una evolución de los X-Ray del anterior título, que pueden hacer cambiar el signo de un combate.
Por lo demás, Mortal Kombat 11 es un espectáculo visual desde el primer momento. En otros juegos de lucha el aspecto gráfico tiene menor importancia, pero no en el caso del juego de NetherRealm. Aquí, lo que vemos y nos entra por los ojos es casi tan importante como el desarrollo en sí mismo. Un desarrollo que se espera sea lo suficientemente ágil, aunque estimamos que habrá menos velocidad y más estrategia en los movimientos. Eso sí, siempre con una buena dosis de sangre y vísceras por todos lados.

Fatal Blows
Son la evolución lógica de los golpes X-Ray de la anterior entrega. Se pueden realizar únicamente cuando nuestra barra de vida ha bajado hasta el 30% y su ejecución puede significar, además de un gran impacto visual, que el combate cambie de ganador en cuestión de segundos.

25 luchadores de inicio
La lista confirmada de luchadores es lo suficientemente amplia de inicio como para satisfacer a todos los fans. Cassie Cage, Frost, Jade, Jax, Johnny Cage, Kabal, Kano, Kung Lao, Raiden, Scorpion o Sub-Zero son algunos de ellos, a los que podemos sumar Shao Kahn si hemos hecho la prereserva.