Sábado, 7 Diciembre 2019
Medipress

Conviértete en el depredador definitivo

Mar, 27/05/2014 - 11:19
4 soldados. 1 bestia. ¿Quién sobrevivirá?

De los creadores del aclamado Left 4 Dead nos llegará el próximo otoño un juego que está dando mucho que hablar desde hace meses. Evolve es sin duda un soplo de aire fresco a los juegos en primera persona, especialmente y más concretamente, al modo de multijugador. Cansados de lo mismo de siempre, los chicos de Turtle Rock con la ayuda de 2K han dado una vuelta de tuerca y fruto de ello es este Evolve. Actualmente todavía se desconoce si el juego contará con algún modo para un jugador, aunque después del éxito de un título como Titanfall que no cuenta con él estrictamente hablando, no creemos que fuera un problema. Sobre todo, porque todo su potencial se desarrolla en las partidas multijugador. En ellas, se enfrentan cinco personas, cuatro controlando a humanos de diferente clase (Trampero, Apoyo, Asalto y Médico) y el quinto controlando a la bestia, Goliath. Los primeros deben cazar al último lo más rápidamente posible, pues al principio, son más poderosos en conjunto. Pero con el paso del tiempo, Goliath se hará más y más poderosa, de modo que si logra sobrevivir en el escenario, terminará convirtiéndose en el cazador y los cazadores en la presa. Además, es importante recalcar que los humanos deberán trabajar como un equipo sin fisuras, puesto que por separado, son presa fácil de Goliath aún en sus primeros momentos de vida. Los humanos tienen cada uno una serie de habilidades diferentes que, usadas en conjunción unas con otras, permiten dar caza a Goliath de forma más sencilla (por ejemplo, rastreando sus movimientos). En los escenarios del planeta Shear donde se desarrolla la acción hay además otras criaturas, enemigas de todos, que también supondrán una dura prueba para ambos. Subiendo de nivel podremos desbloquear personajes nuevos así como mejoras para hacer las partidas más emocionantes. Y por supuesto, Evolve contará con un marcador mundial en el que demostrar quién es el mejor depredador.