Miércoles, 21 Agosto 2019
Medipress

Sandra Martín

Jue, 24/10/2013 - 23:19
El nuevo descubrimiento de Sánchez Arévalo

Por Alberto Quintanilla 

Con solo 19 años, Sandra Martín demuestra una madurez fuera de lo común. A pesar de su corta edad ha pasado por las tablas del teatro, televisión (El Secreto de Puente Viejo) y consiguió un interesante papel en La Gran Familia Española, la última película de Daniel Sánchez Arévalo. Con serenidad y las ideas muy claras para seguir trabajando como intérprete, Sandra nos habla de Mónica, su personaje en la cinta. Todo un premio a su constancia y tenacidad. 

¿Cómo llega el papel de Mónica a tus manos?

Mi representante se enteró de la prueba para el personaje de Carla (papel que hace Arantxa Martí). Hice dos o tres pruebas pero Dani optó por cambiarme y prefirió darme las pruebas para el papel de Mónica, la hermana de Carla. Le gustó e hice otras dos o tres pruebas ya en grupo con Arantxa y Patrick Criado (Efraín, novio de Carla y amigo de las dos).  Tu personaje tiene una estética muy determinada (piercings, vestida de negro, botas altas...)

¿Colaboraste en su preparación o la imagen venía predeterminada por Sánchez Arévalo?

Él lo tenía todo muy claro. En la penúltima prueba me preguntó si sería capaz de raparme el pelo como la Lisbeth Salander, de Los Hombres que no Amaban a las Mujeres y le dije que sí. Menos mal que las peluqueras me disimularon el corte de pelo y me salvaron la mitad del peinado (risas).  En el elenco hay nombres como Quim Gutiérrez, Antonio de la Torre, Verónica Echegui o Roberto Álamo pero interactúan como pequeños bloques triangulares. 

¿Cómo preparaste tú a Mónica?

Dani nos citaba por grupos y antes de rodar estuvimos todo el mes de agosto en su casa. Lo hacía según la relación de los personajes -Patrick, Arantxa y yo-, -Miquel, Verónica y Quim-... Cada trío quedaba de forma independiente. Es decir, ensayábamos nosotros tres con él, luego otros, etc. También había ensayos con todos los hermanos juntos. Las únicas secuencias grupales las tenemos en el baile y en el final.  Los diálogos de los personajes en Sánchez Arévalo son uno de sus puntos fuertes.

¿Los tiene cerrados o deja margen para la improvisación?

Me sorprendió que nos dejaba improvisar muchísimo en los ensayos. Nos marcaba una secuencia o situación y a partir de ahí empezábamos a jugar. Las cosas que le gustaban las apuntaba en una libreta. Sí nos confesó que en su primera peli era un obseso del guión y no se saltaba ni una coma. 

¿Ha habido alguna secuencia complicada de rodar?

Quizá la que más me costó fue la del discurso que hace mi personaje en la boda. Debe ser algo psicológico porque esa secuencia la tuve que hacer para una de las pruebas y me la sabía bien pero me puse nerviosa. Había unas 100 personas de figuración, además de todo el reparto al completo.    

¿Fue un rodaje tranquilo o puedes contar alguna anécdota reseñable?

Justo en los primeros días de rodaje hubo un incendio en el bosque de San Agustín de Guadalix, a 300 metros del set de rodaje. Luego todo fue bien. En la promoción conocimos a los jugadores de la Selección, que nos felicitaron. Por ejemplo, Pepe Reina nos mandó varios mensajes por twitter. También Isco, Negredo y Fábregas nos dijeron que les gustó mucho la peli.  

¿Qué tiene La Gran Familia Española para que esté gustado tanto? 

Creo que la clave es que es una comedia que hace reír a la gente pero además no es banal. Hace reír pero tiene su profundidad y un poso de emotividad.  

Con 15 años formabas parte de la compañía teatral La Marabunta y sigues allí preparándote para el futuro

Sí, me queda poco tiempo libre. Además de ensayar obras con mi compañía estoy estudiando el segundo año de realización en el Instituto de TVE. Los domingos los dedico a estudiar. La verdad, me encantan el cine y el teatro y me gustaría seguir con los dos. En cine ha sido buenísima la experiencia que he tenido. Por otro lado, el teatro es muy arriesgado y divertido también.  

Tras aparecer en la serie El Secreto de Puente Viejo ¿Qué diferencias percibes entre cine y TV?

Primero rodé La Gran Familia Española y luego los capítulos de la serie. En la película Dani se tomaba mucho tiempo para charlar con nosotros y creaba un vínculo de director y actor. En TV era todo mucho más rápido y tenía un ritmo muy frenético. Me costó un poco adaptarme al principio. 

¿Alguna actriz de la historia que tengas como referente o te guste especialmente?

Amo con locura a Audrey Hepburn y tengo un póster gigante de ella en casa.  

¿Qué dirías a esas chicas que deseen ser actrices y te vean como referente?

Que se lo curren muchísimo porque nada se regala. He estado tres años hasta que me ha salido este papel y sigo formándome y aprendiendo. Hay que seguir trabajando y no abandonar.

 

Foto: Oficina Teresa Lafuente

Etiquetas: 
La Gran Familia Española