Lunes, 10 Diciembre 2018
Medipress

Innocence

Vie, 05/07/2013 - 12:25
La cantante publica This is Love

Por Eva Llorente

Geraldine Larrosa, ha protagonizado musicales como El Fantasma de la Ópera, West Side Story, La Bella y la Bestia, Los Miserables o El Zorro, pero es su faceta de solista la que ha conquisado al gran público, en parte gracias a su segundo disco Amor de Ángel, un acertado conjunto de versiones entre las que se encontraban títulos tan conocidos como Like a Prayer, de Madonna, o Wild Boys, de Durán Durán, con un inconfundible sello personal. Tras Amor de Ángel, Innocence regresa con más fuerza que nunca con un potente álbum cargado de energía. Diez cortes más seis versiones de los dos temas más destacados -This is Love y Houdini Gir-, nacidos para marcar el ritmo en las pistas de baile.

¿Por qué optar por una carrera como la interpretación y la música? ¿Cómo empieza todo?

Empieza desde pequeña. Con unos padres artistas como los míos, mi madre era bailarina de clásico, Ópera de Marsella, France Larrosa, y mi padre mago prestidigitador, Carlos Corda, tal vez mi destino esta enfocado a ser justamente el que estoy viviendo. Ya desde pequeña acompañaba a mis padres por todo el mundo en sus actuaciones y de hecho, fue cuando comencé a hacer mis pequeños pinitos en el escenario con algún espectáculo de magia. Al fallecer mi padre nos fuimos a vivir a París. Fue allí donde estudié interpretación en el George Bizet Monjol, poco después ingresé en el Conservatorio de Música “Villier” de París para estudiar danza. Años después viajé a Madrid donde comencé mis clases de canto con Mª Luisa Castellanos y proseguí los estudios de danza con Carmen Roche. Tras varios años preparándome, la vida me dio mi oportunidad y así comencé en distintos programas de televisión como el “Pasacalle”, “Qué apostamos”, “Zarzuelas”, de ahí salieron varios musicales en los que estuve como protagonista y hasta un par de películas!! Desde muy pequeña tuve el sueño de convertirme en toda una artista. Me imaginaba bajando por una escalera iluminada rodeada de bailarines sobre un escenario enorme. De hecho ya en esa época mi madre siempre recordaba que yo nunca lloraba si no que cantaba.

Dicen que los escenarios son como una droga, y si es así, ¿qué te ha enganchado de ella?

La magia del directo, la sensación tan especial que te entra cuando te encuentras sobre un escenario frente a un público que está deseando compartir con el artista su arte y una vez que lo das todo, el aplauso con el que te recompensa. Con lo que más disfruto es con el directo, es como un reto nuevo cada vez que lo hago. Algo con lo que también disfruto muchísimo es con los comentarios de la gente que te reconoce en tu vida a diario, por ejemplo una azafata que en uno de mis viajes me reconoció y me dijo “gracias por hacerme soñar”. Hacer soñar a la gente, saber que aunque sólo sea un ratito salen de su rutina diaria y me acompañan a este mundo tan mágico.... ¿Quién no se puede enganchar a esto?

Y también dicen que este mundo está lleno de supersticiosos, ¿alguna manía confesable?

No, ninguna. He viajado por todo el mundo tanto con el show de mis padres como con el mío propio y me acostumbré a no ser supersticiosa porque te das cuenta de que cada país tiene su propia superstición por lo que al final no hay ninguna universal para poder utilizar en todos ellos. Pero si hablamos de manías, sí es verdad que tengo una y es que siempre que puedo escoger quien me haga fotos es David Vegal y por supuesto la peluquería y el maquillaje se la dejo siempre en manos de Mauro Gastón.

¿Cómo te definirías como artista?

Sumamente polifacética, intento ser lo más completa posible.

¿Los premios son tan importantes como dicen? ¿Cuál es el mayor premio que te podrían dar?

Un premio siempre gusta, claro, pero el premio más grande que puede recibir cualquier artista es el reconocimiento de tu público y que puedas seguir trabajando en esta profesión y haciendo la música que realmente te mueve.

Etiquetas: 
This is Love