Mia y el león blanco

Mar, 09/04/2019 - 14:03
Una historia extraordinaria sobre la amistad incondicional entre una niña y un león

Por Irma la Dulce

Ni Mary Poppins, ni Bumblebee. En Francia, la película que ha revolucionado la taquilla ha sido Mia y el león blanco, una historia extraordinaria sobre la amistad incondicional entre una niña y un león, filmada durante tres años por Gilles de Maistre (El primer grito, La búsqueda de Alain Ducasse), y producida por el responsable de Nómadas del viento, Los chicos del coro y Océanos, Jacques Perrin.

En sus inicios exploró el género de ficción, pero Gilles de Maistre ha guiado su trayectoria hacia el género documental. Tras rodar para la televisión franccesa una serie documental sobre niños de todo el mundo con un estrecho vínculo con animales salvajes, el realizador se topó con la historia de un niño cuyos padres tenían una granja para criar leones con el propósito de conservar la especie, o eso aseguraban, pues el objetivo final era venderlos a zoos y reservas naturales. De este hecho surgió la idea de la película. Como cabe imaginar, el rodaje con leones estuvo plagado de imprevistos y no fue fácil, pero el resultado ha merecido la pena. Mia y el león blanco es una película entrañable, emocionante, y con un sentido del respeto hacia la naturaleza conmovedor. La pequeña que interpreta el papel protagonista, Daniah De Villiers (The Dating Game Killer), es toda una revelación, y el viaje que emprende para salvar a su amigo el león es reflejo del duro paso a la madurez.

Cuando la película arranca Mia tiene tan solo once años, pero es capaz de entablar un estrecho vínculo afectivo con un cachorro de león blanco. Los padres son testigos de esta amistad profunda y comienzan a preocuparse acerca de lo que puede pasar una vez el cachorro haya crecido, por lo que deciden venderlo a cazadores. Cuando Mia se entera de ello quiere proteger al león, su mejor amigo, y ayudarlo a escapar de la granja hacia una reserva donde pueda vivir el resto de sus días en paz. Pero el viaje a través de la sabana para llegar a ese refugio tierra donde Charlie pueda vivir en libertad resulta cuando menos complicado…

Junto a Daniah De Villiers, intervienen Mélanie Laurent (El concierto, Malditos bastardos y Langley Kirkwood (Dredd, serie Black Sails).

Mia y el león blanco logró 573.000 espectadores en su primera semana, por delante de grandes éxitos de la taquilla como El regreso de Mary Poppins. En su segunda semana escaló a la 3ª posición, adelantando a Bumblebee (estrenada el mismo día). El éxito se ha repetido en otros territorios como Bélgica y Suiza