La tragedia de Peterloo

Jue, 09/05/2019 - 13:53
Intenso drama histórico sobre uno de los episodios más sangrientos y notorios de la historia británica

La tragedia de Peterloo es la representación épica de los hechos ocurridos en la Masacre de Peterloo de 1819, en la que una manifestación pacífica a favor de la democracia en Manchester se convirtió en uno de los episodios más sangrientos y notorios de la historia británica. Las fuerzas del gobierno británico cargaron contra una multitud de más de 60.000 personas que se habían reunido para exigir una reforma política y para protestar contra el aumento de los niveles de pobreza. La tragedia de Peterloo fue un momento decisivo en la democracia británica y fue el inicio de la fundación del periódico The Guardian.

Traumatizado por la batalla de Waterloo, un joven soldado, Joseph, regresa a Manchester junto a su cariñosa y humilde familia. El vencedor de Waterloo, Wellington, es recompensado generosamente en el Parlamento, y su subordinado, el general Byng, es designado a hacer frente a los disturbios en el Norte de Inglaterra. Después de la guerra, los trabajadores sufren desempleo, malas cosechas y restricciones a las importaciones de maíz. No tienen derecho a voto, y las reuniones populares a favor del sufragio se llevan a cabo por radicales moderados e instigadores extremos. Joseph, su padre y su hermano asisten a las mismas, pero su madre se mantiene escéptica. Los magistrados de Manchester imponen severos castigos, los espías locales y gubernamentales abundan y, en Londres, el Ministerio del Interior intercepta el correo. El príncipe regente es atacado en público, por lo que el Parlamento suspende los derechos de los ciudadanos. Los radicales de Lancashire, Bamford y Healey, regresan a casa desde la capital, entusiasmados con el famoso orador Henry Hunt, a quien sugieren que se le invite a participar en una manifestación masiva propuesta en la explanada St. Peter’s Field. Este plan se afianza, la Sociedad de Mujeres Reformistas se une y el impulso se incrementa. Mientras que el brutal cuerpo de caballería local antirradical prepara sus armas, los principales jóvenes radicales son encarcelados.

Al llegar a Manchester, Hunt, furioso por descubrir que la reunión se ha pospuesto, a regañadientes se queda con el propietario del periódico local radical. Comprometido con los medios pacíficos, ignora a Bamford, quien quiere que algunos de los manifestantes porten armas, y hace que los magistrados hostiles le prometan que no será arrestado. Ellos, a su vez, descubren que el general Byng planea no asistir a la reunión y, en su lugar, enviar a un adjunto. Miles de personas caminan kilómetros ese día, Joseph y su familia entre ellos. Los magistrados vacilan y discuten antes de enviar finalmente a la caballería y al ejército. Se lleva a cabo una masacre. Muchos resultan heridos. Joseph es asesinado. Byng asiste a las carreras de caballos en otro lugar. Al analizar la matanza, los periodistas, comparando estos hechos con Waterloo, bautizan el evento La Masacre de Peterloo. El príncipe regente felicita a los magistrados. La familia entierra a Joseph.