Viernes, 19 Abril 2019
Medipress

El niño que pudo ser rey

Mié, 13/03/2019 - 13:03
Original revisión de la leyenda del Rey Arturo y sus caballeros

Basada en uno de los mitos más famosos de todos los tiempos, la película El niño que pudo ser rey se acerca a la leyenda del Rey Arturo y sus caballeros de una manera completamente nueva, trasladando la historia al mundo actual y adaptándola a los espectadores contemporáneos.

La magia de la vieja escuela se encuentra con el mundo moderno en la épica aventura El niño que pudo ser rey. Alex cree que sólo es un don nadie más, hasta que se topa con la mítica Espada en la Piedra: Excálibur. Ahora, debe reunir a amigos y enemigos para formar un grupo de caballeros y, junto al legendario mago Merlín, enfrentarse a la malvada hechicera Morgana. Estando el futuro en juego, Alex debe convertirse en el gran líder que nunca soñó que podría llegar a ser.

La semilla de El niño que pudo ser rey ha ido creciendo en la mente del guionista y director Joe Cornish desde que era niño, comenzando en 1982, cuando vio las películas ‘Excálibur’, de John Boorman, y ‘E.T.’, de Steven Spielberg. Ambos filmes causaron un gran impacto en el jovencito Cornish, e inspiraron los inicios de su idea de hacer una película sobre un chico normal y corriente que se topa con la Espada en la Piedra.

Cornish recuerda: “A lo largo de mi adolescencia, dibujaba pequeñas viñetas en los libros escolares donde la espada Excálibur surgía de una bañera; era la yuxtaposición de lo doméstico y lo moderno con un mito ancestral. Aunque después dejé de lado la idea, lentamente ha seguido gestándose en mi interior desde entonces”. 

Cornish llegó a ser coguionista, director y protagonista de la serie cómica ‘The Adam and Joe Show’, emitida durante mucho tiempo en la televisión británica. Posteriormente, escribió y dirigió su primera película, ‘Attack the Block’, que obtuvo numerosos premios internacionales, incluyendo el Premio del Público en el South by Southwest Festival, así como una nominación al BAFTA. Poco después, junto con Edgar Wright, Cornish escribió la historia y el guión de la película de Marvel ‘Ant-Man’ y del filme ‘Las aventuras de Tintín’, para Steven Spielberg y Peter Jackson, antes de volver, definitivamente, a su siempre atractiva y contemporánea Espada en la Piedra.

Investigando para el guión, Cornish y la productora Nira Park visitaron algunas escuelas y preguntaron a los estudiantes cuánto sabían sobre el Rey Arturo y la leyenda de Excálibur. Descubrieron que los chicos estaban familiarizados con la imagen y la idea de Excálibur –por ejemplo, que quien fue capaz de extraer la espada de la roca se convirtió en rey–, pero se mostraban muy confusos en cuanto a cómo esa historia conectaba con la actual familia real británica. Cornish añade: “Los chicos conocían la espada pero no sus repercusiones, y me pareció que ese era un fantástico e interesante lugar desde el que empezar a construir”.

Cornish prosigue: "La idea que hay detrás de esta película es que mitos y leyendas como la historia del Rey Arturo, mayoritariamente, no se basan en hechos históricos. Se escriben y vuelven a escribir para satisfacer las necesidades del tiempo, y, de hecho, es importante que las diferentes generaciones reescriban nuevamente para sí mismas esas leyendas. Así que cuando escribí el guión, prioritariamente tenía eso en mente, que podía coger lo que quisiera de la mitología existente y utilizarla de la forma que quisiera; porque eso fue lo que Malory hizo, eso fue lo que los poetas franceses hicieron, eso es lo que todos los adeptos al mito han hecho con la leyenda artúrica; está ahí para que nosotros la interpretemos a nuestra manera".

El eje central de la película se basa en el código caballeresco que, según la leyenda, el mago Merlín enseña al joven Arturo. Se trata del conjunto de normas que debían acatar los caballeros del Rey Arturo, que establecía un recto comportamiento moral: honrar a las personas que amas, perseverar, abstenerse de ofender y decir siempre la verdad. En el filme, Cornish coge ese código moral y lo aplica a chicos de hoy en día, con el fin de observar cuál es su auténtico valor en el mundo actual. 

Cornish explica: “En esta película, los chicos emprenden un viaje del que parten siendo algo agresivos, groseros y enfadados unos con otros, hasta llegar a un lugar donde comprenden el valor que tiene ese básico código moral y lo aplican a su mundo contemporáneo. Espero que el filme, además de ser una épica película de acción y aventuras, llena de diversión, comedia y emoción, contenga también un mensaje para los chicos que explique el valor de esos antiguos ideales, que podrían tener cierta pertinencia en la forma de vida actual”.

Cornish tenía una visión muy clara de cómo quería plasmar la magia en el filme —que pareciera algo funcional y muy físico y que reflejara el mundo real—, como si los niños pudieran realmente practicarla en sus propias casas. El guionista y director señala: “La magia en El niño que pudo ser rey no es ese tipo de magia deslumbrante, espectacular y onírica que estamos habituados a ver en el cine de fantasía. En lugar de a través de idealizados libros antiguos de conjuros y varitas mágicas, nuestra magia se muestra mucho más física y práctica. Cuando algo se transforma en nuestra película, realmente se puede apreciar. Cuando nuestro Merlín practica la magia, lo hace con intricadas combinaciones de movimientos de manos que producen un impacto físico tanto sobre los personajes como sobre el entorno cercano”.