Lunes, 18 Noviembre 2019
Medipress

El Gran Cuaderno

Mié, 30/04/2014 - 00:41
De la dulzura a la brutalidad

Por Alberto Quintanilla 

A pesar de la multitud de películas que tratan el manido tema de la Segunda Guerra Mundial y las terribles consecuencias que ésta trajo, siempre se descubren pequeñas historias que dan otros enfoques al asunto tratado. En El Gran Cuaderno nos encontramos en 1944, en una Hungría revuelta por el conflicto bélico. Una familia de cuatro miembros se verá obligada a disgregarse. El padre acude al frente y la madre decide entregar a sus dos hijos gemelos a la abuela de éstos, con la que tiene trato nulo desde hace años. La situación de la guerra es solo una excusa para demostrar la dureza y condiciones horribles, rayando el límite de la supervivencia, que tienen que soportar los jóvenes, de unos años 10 años de edad. Los dos quedan al cargo de una abuela cruel y tirana, que además guarda oscuros secretos del pasado y es conocida en el pueblo como 'La Bruja'. Ésta les insulta constantemente, les agrede y les hace trabajar como esclavos si quieren comer. Pero los gemelos, que actúan siempre como ente único sin separarse jamás, aprenden a sobrellevar el miedo, la violencia y el horror de todo lo que les va rodeando. Para dejar constancia de su compleja existencia apuntan todo en un cuaderno que su padre les regaló y donde solo apuntan las cosas veraces que les van sucediendo a diario. El embrutecimiento y la maldad de los personajes irá creciendo hasta alcanzar límites insospechados. Lo que era un par de hermanos inocentes es capaz de derivar en una personalidad cruel y a prueba de sentimientos.

Basada en la novela de la escritora húngara Agota Kristof, su punto fuerte es el aspecto visual y el recordar, una vez más, el sinsentido que se origina cuando los seres humanos tienen la desgracia de vivir en un mundo de violencia, muerte y destrucción.