Viernes, 22 Marzo 2019
Medipress

El gran baño

Jue, 10/01/2019 - 11:29
Unidos venceremos

Por Julio Tovar

El actor Gilles Lellouche está afianzando su carrera como realizador y ahora nos presenta este retrato generacional de treintañeros en crisis. Siguiendo los aprietos personales de Bertrand, interpretado por el versátil Mathieu Amalric, conoceremos a un grupo de adultos en medio de un marcado otoño vital ¿Su solución a los problemas? La natación sincronizada.

Lellouche tiene claro el modelo de Full Monty de Peter Cattaneo a la hora de hacer un retrato nada amable, bastante real, de las vidas ajadas de sus protagonistas. Ya sea un parado como el citado Bertrand o un empresario de pegote a punto de quebrar como Marcus (el ubicuo cómico belga Benoît Poelvoorde), todos los personajes están cercanos a la depresión nerviosa y muy lejanos de sus sueños adolescentes. Entre ellos destaca Simon, un notable Jean-Hugues Anglade, que sigue viviendo una trayectoria de rockstar…sin éxito y con más de 40 años. No, sin duda, cualquier noción del éxito, esa idea tan burguesa, está lejana a los personajes de esta historia, donde incluso existe un emigrante sin conocimiento alguno de la lengua gala.

A diferencia de la obra de Cattaneo, este filme es mucho más dramático, aún con cierta esperanza avanzada la trama. El viejo melodrama francés, con sus elipsis y voces en off obsesivas, domina una cinta que es mucho más que una comedia únicamente divertida. Esto no es en ningún caso demérito de la película. Excelentemente rodada e interpretada, que al no ser una caricatura gana a cada minuto de la trama gravedad y resulta sin duda emocionante en su epílogo; algo normalmente raro en la multitud de clones pedestres que ha tenido Full Monty. Narración profunda, esconde detrás de muchas muecas de estos parados sin futuro un conocimiento del melodrama notable. Un paso de gigante en la trayectoria de Lellouche como realizador que explica el gran éxito de la película en Francia. El Gran Baño se estrenó en Francia el pasado 24 de octubre donde se posicionó en el primer puesto del box office, puesto que ha liderado durante varias semanas. A día de hoy ya ha sido vista por más de 4 millones de espectadores ingresando en el top 200 de las películas francesas de mayor recaudación de todos los tiempos y ocupando el puesto 8º de la taquilla francesa.