Lunes, 21 Octubre 2019
Medipress

Antes del Anochecer

Mié, 26/06/2013 - 11:28
¿Existe el amor eterno?

Por Alberto Quintanilla

Richard Linklater reunió a Ethan Hawke y Julie Delpy en 1995 en una película romántica que acabó pasando a la historia como una de las más atractivas y reconocibles para el gran público. Se trataba de Antes del Amanecer, donde Jesse y Celine eran un par de jóvenes que recorrían las calles de Viena y hablaban del amor, haciendo especial su encuentro casual en un tren. El éxito del filme provocó una secuela nueve años después (Antes del Atardecer) donde su historia proseguía, esta vez en París, y la llama persistía a pesar de que sus vidas habían ido en direcciones contrarias. Casi dos décadas después del primer encontronazo llega la esperada tercera parte de la trilogía, que como novedad se sitúa en los bellos parajes de Grecia. El hilo romántico de la pareja parece que ha aguantado el paso del tiempo. Jesse (Hawke) se despide de su hijo adolescente en el aeropuerto. Éste regresa con su madre, ex mujer de Jesse, que les odia tanto a él como a su nueva pareja Celine (Delpy). Jesse y Celine aparentan felicidad y tienen un par de hijas gemelas maravillosas pero todo se complica porque Jesse se siente muy lejos de su hijo y por momentos parece querer regresar a EE.UU., cosa que Celine no comparte, ya que implica cambiar de vida para ella y sus hijas, así como abandonar un posible nuevo trabajo. El guión ha sido elaborado por el propio Linklater junto a las dos estrellas protagonistas: Delpy y Hawke, que han incluido ideas y diálogos. Son precisamente los textos los que mantienen vivo un filme que probablemente sea el más realista y mejor de los tres que componen la saga. Antes del Anochecer cuenta con magníficas conversaciones y es un importante retrato de las relaciones en pareja y su posible desgaste con el paso del tiempo. Los Festivales de Sundance y Berlín han sido los reclamos de la película pero a buen seguro la mejor recompensa será su público.