Noucinemart estrenará en cines Penélope, el tercer largometraje de Eva Vila

Sáb, 14/07/2018 - 12:40
Una versión elíptica y crepuscular de La Odisea de Homero

Tras su paso por la pasada edición del Sevilla Festival de Cine Europeo y el D'A, la película Penélope, de Eva Vila, producida por Araki Films, Televisió de Catalunya y PolandStudio llegará a nuestras pantallas el 14 de septiembre de la mano de Noucinemart.

El filme, rodado íntegramente en el pueblo de Santa María de Oló (Barcelona) cuenta con guion de Eva Vilà y Pep Puig.

Eva Vila (Barcelona, 1975) debutó en el largometraje con el documental B-side: la cara B de la música en Barcelona (2008), que se pudo ver en los festivales de Rotterdam, DocLisboa, Cali, Varsovia, Cagliari, el In-Edit, en la National Gallery de Washington y la Universidad de Nueva York. Tanto con esta primera película, como con su segundo trabajo, Bajarí (2014), Vilà  consiguió un gran reconocimiento por parte de la crítica nacional e internacional.

En sus palabras, su tercer film, Penélope "se despliega en un imponente paisaje como una versión elíptica y crepuscular de La Odisea de Homero, tan íntima como absorbente. La Penélope de esta historia, se llama Carmen (Carme Tarde) y es la modista de un pequeño pueblo del interior de Cataluña. Tiene el carácter de una generación dura pero sentida. El Ulises, es Ramón (Ramon Clotet), que regresa al pueblo tras treinta años de ausencia. Un último viaje cuyo fin, más allá de lo vivido, es el regreso a una patria y a un modo de vida que se extinguirá con ellos. Penélope es una oda a la ausencia, pero también a la audacia de defenderse de ella convirtiendo la espera en una forma de sobrevivir.

 
Sinopsis:

Una mujer espera, en un pequeño pueblo catalán, el retorno de alguien que representa algo: el tiempo que se fue, las oportunidades perdidas, quizá también la recuperación de esa memoria y una promesa de futuro. Mientras tanto, cose, habla con las vecinas, vive su vida cotidiana… Esta es una relectura del mito de Ulises y Penélope, y lo es desde una perspectiva distinta a la de Homero, desde el punto de vista de esa mujer que resiste mientras el hombre vagabundea. Pues quizá Penélope es como su entorno, esas montañas rodeadas por la niebla que Eva Vila —y su operador Julián Elizalde— filma con un estilo majestuoso, como si se estuviera enfrentando al mito primigenio de la tierra. Y en ese espacio fronterizo, entre la leyenda y la realidad, se mueve una película de belleza exuberante que además sorprende y conmueve.