Lunes, 15 Octubre 2018
Medipress

Spain Moving Images Festival

Lun, 02/07/2018 - 12:41
Es la tercera edición que se celebra en España y reúne la creación audiovisual en los márgenes de Asia

Por Julio Tovar

Del pasado 22 al 30 de junio se celebró en Madrid el festival Spain Moving Images. Su objeto:  traer a España las obras “más relevantes y vanguardistas de China, Japón, Corea, India y el Sudeste Asiático”. Presentaba así una mezcla de cortos, largos y una notable retrospectiva del director tailandés Apichatpong Weerasethakul. Con varias sedes en el Círculo de Bellas Artes, Matadero y Sala X, ha mostrado cortos en su mayoría experimentales, animación puntera y una ventana de largos dominada por Irán y Japón. Las piezas fílmicas de estos dos países muestran casi siempre desarraigados, el caso de películas como Un hombre libre de Andreas Hartmann o la historia fantástica de la amnésica de Nuestra casa de Kui Kiyohara, o piezas pop tendientes a la abstracción, como la colorida Simulación de Abed Abest.

Para terminar, la retrospectiva de Apichatpong incluyó una visita del director a la capital, en la cual consideró su obra, especialmente sus cortos, “monólogos” sobre su propia vida. Llegó a afirmar que “los fantasmas” del pasado están presentes en su vida y son su propia “memoria” personal. De ahí su uso deliberado de la forma fantástica, donde la realidad emula los sueños de manera sutil, sin necesidad de cortes, como se ve en sus notables cortos y en la clásica ganadora de Cannes El Tío Boonmee que recuerda sus vidas pasadas.

Un evento ecléctico que sirvió para dar pantalla a los creadores orientales emergentes y cuyas piezas sirven e inspiran a muchos en nuestro país.