Sábado, 17 Noviembre 2018
Medipress

Festival Internacional de Cine de San Sebastián 2018

Mar, 09/10/2018 - 13:53
Crónica y palmarés

Por Matías Boero Lutz

A pesar de la fuerza de sus competidores como Venecia o Toronto, que se celebran en fechas cercanas, el Festival de cine más importante de España consigue edición tras edición mantener los patrones de exigencia manteniendo un cartel y una organización a la altura de las expectativas. Su director José Luis Rebordinos se esmera cada año en traernos obras cinematográficas de nombres ilustres del panorama internacional sin olvidar el fuerte compromiso con el cine español y latinoamericano. También se destaca la presencia de grandes estrellas mediáticas de Hollywood que terminan de dar empaque al evento así como de respaldar el rol de la mujer en la industria cinematográfica.

En el apartado de la Sección Oficial la cuota de cine español contó con dos de los títulos más esperados del año: El Reino de Rodrigo Sorogoyen y Quién te Cantará de Carlos Vermut. Ambos realizadores, que ya habían sido premiados en certámenes anteriores, vinieron a confirmar con sus nuevos trabajos su personalidad como cineastas y el riesgo que asumen tanto en su planteamiento como en su puesta en escena. También estuvo presente José Luis Cuerda quien nos trajo su particular comedia del absurdo, Tiempo Después, con un variado plantel de actores y el director catalán Isaki Lacuesta llegó con Entre dos Aguas, continuación 12 años más tarde de su documental dramatizado La Leyenda del Tiempo. En el apartado de las series, cada vez con más visibilidad en festivales de cine, la organización dio cobertura a dos importantes producciones patrias distribuidas por Movistar como son el thriller criminal Gigantes codirigida por Enrique Urbizu y la original Arde Madrid sobre la visita de Ava Gardner a la capital y con Paco León delante y detrás de las cámaras.

Ricardo Darín fue el encargado de abrir el certamen con su amable comedia romántica El Amor menos Pensado sobre la reconstrucción de una pareja tras varios años de matrimonio, mientras que Beautiful Boy, centrado en la relación entre un padre que intenta ayudar a su hijo a salir de la drogadicción, nos ofreció un solvente duelo interpretativo entre Steve Carell y la estrella emergente Timothée Chalamet. El director Peter Strickland sobrecogió al personal con su mezcla de terror y comedia, In Fabric, y el joven actor Louis Garrel quien se dirige a sí mismo en el drama Un Hombre Fiel dividió a la crítica, y por otro lado la nota asiática la pusieron el coreano Kim Jee-woon (Illang: La brigada del lobo) y el chino Jie Liu (Baby).

La presencia de varias directoras supuso todo un gesto por parte de la organización en intentar apoyar y fomentar el trabajo de las mujeres en la industria. Se pudieron ver los últimos títulos de Naomi Kawase, Vision, el film de ciencia ficción filosófica High Life de la cineasta francesa Claire Denis, la chilena Valeria Sarmiento presentó su drama histórico El Cuaderno Negro; Icíar Bollaín nos trajo Yuli, basado en la historia del bailarín cubano Carlos Acosta y la noruega Tuva Novotny desconcertó con su ópera prima Blind Spot.

Gracias a la Sección Perlas, también se pudieron rescatar aquellos films destacados en festivales recientes como First Man de Damian Chazelle con la presencia de Ryan Gosling, el director Alfonso Cuarón vino a presentar Roma y se programó Ha Nacido una Estrella con el director y actor Bradley Cooper de estrella invitada.

El jurado presidido por el doble ganador del Oscar, Alexander Payne (Entre Copas, Los Descendientes, Nebraska), decidió de forma unánime galardonar con la Concha de Oro, por segunda vez en su carrera, a Isaki Lacuesta (Entre dos Aguas) con su emotivo y transparente film que bordea el documental y la ficción retomando la relación y la supervivencia de dos hermanos gitanos en la Isla de San Fernando.  El filipino Brillante Mendonza se llevó el Premio Especial del Jurado por Alpha, The Right to Kill, su particular visión sobre el narcotráfico en los bajos fondos de Manila. Mientras el thriller argentino Rojo de Benjamín Naishtat ambientado en los 70, se coronó con tres premios incluido a su director y al actor Darío Grandinetti. Mientras que la actriz noruega Pia Tjelta se llevó su galardón por su extenuante trabajo durante todo el plano secuencia que dura Blind Spot.

Los Premios Donostia al director japonés Hirokazu KoreEda (Un Asunto de Familia), a la actriz británica Judi Dench (Philomena) así como al prolífico cineasta Dany DeVito (La Guerra de los Rose) cosecharon el aplauso y el respaldo unánime del público y de la industria.